Atrs

Reserva de horas

600 712 0020 +56 2 27120325
Header

Cirugía Plástica Estética

Icono

Cirugía Facial

Estar satisfecho con nuestra imagen personal es vital para una vida saludable, no solo físicamente sino también psicológicamente. En Clínica Bupa Santiago sabemos, además, que el rostro es nuestra primera presentación hacia los demás y dice mucho de nosotros. Sin embargo, en ocasiones no representa cómo realmente nos sentimos ni cómo queremos que nos vean. La herencia genética, el envejecimiento, la exposición solar, o simplemente cicatrices, pueden revelar una cara que no nos acomoda. Por eso, tenemos un equipo médico altamente calificado y con experiencia, que trabaja día a día en cirugías y procedimientos para entregar un aspecto más juvenil y vital a los rostros de nuestros pacientes.

Una de las cirugías faciales más comunes es la blefaroplastía, o cirugía de párpados, que es la técnica quirúrgica que permite eliminar el exceso de piel y grasa que se forma en esta zona. Con esto, se pueden corregir, por tanto, las bolsas de los ojos, las ojeras y los párpados caídos, que dan al rostro un aspecto cansado, triste y envejecido mediante una cirugía ambulatoria, es decir, que no requiere quedarse a dormir en la clínica.

 

La blefaroplastia o cirugía de párpados es un procedimiento que tiene como fin tratar los párpados caídos, condición muy común que se da con el paso del tiempo. Las cicatrices de esta operación se notan muy poco, pues las incisiones del párpado superior se realizan en el pliegue natural de la piel y las del párpado inferior, por debajo de las pestañas. Nuestros cirujanos plásticos tienen amplia experiencia realizando este tipo de intervenciones.

 

Con el tiempo, la piel del rostro suele volverse más flácida y, al igual que en el resto del cuerpo, los músculos faciales también ceden a la gravedad. Para las personas que quieren mejorar su apariencia, el lifting facial es una cirugía en la que se reposiciona la musculatura y la piel que va descendiendo con los años.

 

La rinoplastía es una cirugía que busca cambiar el aspecto de la nariz modificando ángulos, resecando gibas nasales o cambiando la punta nasal. Es una intervención que se recomienda cuando se ha completado el crecimiento de la cara. En promedio, tiene una duración entre una y tres horas, dependiendo de la complejidad de las alteraciones a corregir.

 

La liposucción de papada es una técnica poco invasiva mediante la cual se extrae el exceso de grasa acumulada bajo el mentón. En este procedimiento se realizan pequeñas incisiones en las que se retira el tejido adiposo, dejando una apariencia más definida de ese sector. Esta cirugía está indicada en personas con una acumulación evidente de grasa en la zona de la papada, y que está determinada por factores dietéticos, hereditarios y la edad.

 

Las bolsas de Bichat son acúmulos de grasa que proporcionan a las mejillas la redondez característica de los niños. La bichectomía permite mediante un procedimiento mínimamente invasivo, reducir el volumen de las mejillas y redefinir el rostro. Es una cirugía que se realiza generalmente en personas entre 18 y 45 años mediante anestesia local y de forma ambulatoria, permitiendo reincorporarse a sus labores habituales al día siguiente.

 

La lipoescultura facial es una técnica orientada a definir las facciones faciales, así como eliminar acumulaciones de grasa y flacidez. Durante la intervención, el cirujano realiza pequeñas incisiones en las áreas desde donde succiona grasa. Luego la extrae para darle al rostro una apariencia más definida, juvenil y estilizada.

 

La otoplastia o cirugía de las orejas es una técnica quirúrgica que permite corregir defectos de esta parte del cuerpo de manera permanente en personas con orejas prominentes o muy separadas (orejas aladas o en asa). El resultado estético puede observarse casi de manera inmediata y la cicatriz, que queda estratégicamente escondida detrás de la oreja, se vuelve imperceptible en el transcurso de los meses.

 

Muchas mujeres consultan por uno o ambos lóbulos auriculares rasgados a consecuencia del mal uso de los aros. A otras, sólo les preocupa la elongación que dejan los aros en el orificio del lóbulo con el paso del tiempo. En el caso de los hombres, la consulta más frecuente es para arreglar los lóbulos elongados por el uso de expansores o para reducir el tamaño de lóbulos que son demasiado grandes. Existe otro grupo de personas que consulta para corregir un lóbulo bífido o partido de nacimiento. La lobuloplastía corrige estos defectos, es un procedimiento ambulatorio que se realiza con anestesia local y que tarda menos de una hora.

 

Solicita tu presupuesto con nosotros

Te contactamos »
Volver a Cirugía Plástica