Atrs

Reserva de horas

Inicio / Sala de Prensa / Muy Saludable /

Señales de alerta de un neumotórax espontáneo

Señales de alerta de un neumotórax espontáneo

Nuestro Dr. doctor José Ortega nos cuenta que acudir a un servicio de urgencia puede salvar la vida de quienes sufren esta enfermedad que suele afectar a hombres jóvenes, altos y delgados.

Imagen foto_00000001

El doctor José Ortega, , coordinador de la unidad de Cirugía de Tórax, de Clínica Bupa Santiago, llama la atención sobre las señales de alerta: un dolor intenso en el pecho y/o dificultad para respirar son señales que deben llevar de inmediato a un servicio de urgencia. En conjunto o por separado ambos pueden ser síntomas de que está sufriendo una enfermedad grave conocida como neumotórax espontáneo.Un dolor intenso en el pecho y/o dificultad para respirar son señales que deben llevar de inmediato a un servicio de urgencia. En conjunto o por separado ambos pueden ser síntomas de que está sufriendo una enfermedad grave conocida como neumotórax espontáneo.

En Clínica Bupa Santiago, el primer paciente diagnosticado con esta patología fue un joven de 15 años, muy alto, que llegó al Servicio de Urgencia.

El doctor Ortega explica que el neumotórax es un colapso del pulmón que se produce cuando el aire se filtra hacia el espacio que se encuentra entre los pulmones y la pared torácica y hace presión sobre la parte externa de este órgano. Existen dos tipos de neumotórax: el espontáneo y el secundario, como consecuencia de lesiones penetrantes, golpes en el tórax o a algún procedimiento médico.

Un neumotórax espontáneo puede ser primario o secundario. El primario se da en hombres, más frecuentemente entre los 15 a 30 años, muy altos y delgados. El secundario, en pacientes mayores de 40 años, fumadores de tabaco y/o marihuana o con alguna enfermedad pulmonar crónica.

En Chile, es una enfermedad que ocurre entre 1 a 3 personas por cada 10.000 habitantes.

La mayoría de las veces, entre 70% y 75%, los síntomas aparecen cuando la persona se encuentra en reposo y con mayor frecuencia en otoño o primavera porque aparentemente existe una relación entre el neumotórax espontáneo y variaciones en la presión atmosférica.

Los dos síntomas principales que deben llevar a la consulta de urgencia son el dolor torácico, habitualmente en uno de los costados y dificultad para respirar. Pueden aparecer simultáneamente o por separado y ser prolongados e intensos.

Si. Aunque puede presentarse en cualquier persona, hay algunas características que aumentan la posibilidad de presentarlo:

  • Ser muy alto y delgado. Por ejemplo, medir 1.80 mt. y tener el peso correspondiente a una persona que mide 1.60 mt. Probablemente es más frecuente entre hombres porque son más altos que las mujeres.
  • Algunas enfermedades o condiciones que son extremadamente raras como el síndrome de Marfán o el déficit de alfa 1 antitripsina.
  • Si se presenta en mujeres durante el período menstrual, puede tratarse de una rara situación conocida como neumotórax catamenial, que se produce por la presencia de tejido endometrial ectópico (fuera de su lugar habitual) en la superficie pulmonar.

Además de la evaluación clínica, el diagnóstico puede confirmarse con una radiografía de tórax que permite observar que el pulmón no ocupa todo el espacio que corresponde dentro del tórax.

Aunque la probabilidad es baja, el neumotórax es una enfermedad potencialmente mortal.

"El tratamiento es sacar el aire que está atrapado en el tórax, pero fuera del pulmón. Lo que hacemos es colocar un tubo o drenaje y permitir la salida del aire, para que el pulmón vuelva a ocupar su espacio dentro del tórax", dice el doctor José Ortega.

"El drenaje resuelve la urgencia. Sin embargo, existe hasta un 50% de probabilidades de que el paciente tenga un segundo neumotórax espontáneo y si ya ha sufrido 2 episodios, la probabilidad de un tercero es de entre 70% y 80%", advierte el especialista.

Es por ello que se realiza una cirugía que disminuye la probabilidad de tener otro episodio y además previene que sea de riesgo vital. Este procedimiento, hasta hace algunos años, se realizaba mediante una cirugía abierta para extirpar la zona de pulmón dañado. Actualmente se utiliza una técnica llamada videotoracoscopía, mínimamente invasiva, que consiste en realizar pequeñas incisiones para introducir una cámara especial y otros instrumentos para reparar el daño pulmonar que causa este escape de aire. Se realiza bajo anestesia general.

En la actualidad, esta técnica puede realizarse en el primer episodio para disminuir el riesgo de repetición. Es muy poco invasiva y el tiempo de recuperación es menor por lo que el retorno a las actividades cotidianas es más rápido.

En Clínica Bupa Santiago existe tecnología de punta y cirujanos altamente especializados para brindar la mejor atención a pacientes con neumotórax desde el momento de su consulta en el Servicio de Urgencia hasta su total recuperación.

Reserva tu hora en nuestra Agenda Web o llámanos a nuestro callcenter: +56 2 32405600.