Atrs
Ícono de ubicación

Ubicacion

Reserva de horas

Inicio / Sala de Prensa / Noticias /

Ambiente obesogénico: qué es y cuáles son las claves para controlarlo

Dra. Natalia Aybar

Ambiente obesogénico: qué es y cuáles son las claves para controlarlo

Vivimos rodeados de factores y malos hábitos que nos conducen a una vida sedentaria y con exceso de peso, pero existen técnicas para evitarlos y optar por una vida más saludable.

Imagen foto_00000007

Según la doctora Natalia Aybar, médico en Obesidad y Nutrición de Clínica Bupa Santiago, todo lo que hoy nos rodea favorece a que nos enfermemos de obesidad. "Los alimentos procesados y listos para consumir, la excesiva carga laboral, el estrés, el sedentarismo y los tiempos cortos que tenemos para colación son solamente algunos ejemplos del ambiente obesogénico en el que estamos viviendo", asegura.

Sin embargo, existen técnicas que podemos seguir para controlarlo y se basan principalmente en nuestra capacidad de organización y planificación. "Hay muchas medidas que podemos seguir para comer mejor. Solo hace falta organizarse y tener la voluntad para hacerlo, ya que las excusas siempre van a estar", señala la doctora Aybar.

 

  1. Planear menú semanal: si organizamos con antelación cuáles son los alimentos que se comerán durante la semana, es posible dejar muchos de ellos preparados antes, y también porcionados. "Por ejemplo, si sabemos que comeremos pescado dos veces a la semana, lo dejamos cortado y esa mañana nos preocupamos de descongelarlo para que lo podamos cocinar en la noche. Lo mismo con las ensaladas; se pueden dejar lavadas y guardadas", explica la doctora.
  2. Comprar con tiempo: una de las excusas más comunes para argumentar el consumo de comida rápida es la falta de tiempo, pero si se organiza, por ejemplo, una visita a la feria comunal o al terminal pesquero, es posible abastecerse de productos sanos y tenerlos disponibles.
  3. Mantenerse en movimiento: darse el tiempo de hacer actividad física, por lo menos 150 minutos de alguna actividad aeróbica a la semana. No es necesario invertir en gimnasios ni entrenadores. Hacer trayectos a pie, usando cuenta pasos, o hacer rutinas en la casa son alternativas asequibles para todos.

 

"Lo más importante es tener conciencia de que si vivo comiendo alimentos empaquetados y sin moverme, me voy a enfermar. Tenemos que aprender a poner la salud en primer lugar, darnos el tiempo y los espacios para eso. La obesidad es actualmente una pandemia mundial y las proyecciones no son alentadoras. Depende de nosotros que cambiemos las cifras", asegura Natalia Aybar.

Imagen foto_00000001

Reserva tu hora en nuestra Agenda Web o llámanos a nuestro callcenter: +56 2 32405600.