Atrs
Ícono de ubicación

Ubicacion

Reserva de horas

Reserva de horas

+56 2 3240 5600
Inicio / Sala de Prensa / Noticias /

Los efectos de la cuarentena en nuestra piel

Dra. María José Concha

Los efectos de la cuarentena en nuestra piel

La crítica situación por la que estamos atravesando no solo está generando tensión y estrés a nivel emocional en las personas, sino que también se está manifestando en el órgano más grande que tiene nuestro cuerpo: la piel. En esta nota, te contamos cuáles son los cambios más frecuentes y qué podemos hacer al respecto.

Imagen foto_00000027

Los días de encierro que estamos viviendo a causa de la pandemia han sido complejos, generando estados de ansiedad y estrés emocional en muchas personas. Sin embargo, estos efectos no solo se observan en el ámbito psicológico, sino también en nuestro cuerpo y, específicamente, en la piel.

La doctora María José Concha, dermatóloga de Clínica Bupa Santiago, nos explica que la tensión que estamos teniendo influye en nuestra piel mediante diferentes mecanismos. "Por una parte, modifica el sistema inmunológico, bajando las defensas cutáneas, lo que favorece brotes de algunas infecciones en la piel como por ejemplo virus herpes y verrugas. Por otra parte, el estrés también estimula la producción de adrenalina y de corticoides, que gatillan o exacerban enfermedades como acné, rosácea, dermatitis atópica, psoriasis, vitiligo, caída de pelo y dermatitis seborreica, entre otras", sostiene.

Según explica la especialista, debido al encierro se suman otros factores como la disminución de la actividad física y mala alimentación, ya que se tiende a consumir una mayor cantidad de alimentos altos en grasas, azúcares y bebidas alcohólicas. Esto también afecta en el equilibrio de nuestra piel.

También, el lavado reiterado de manos y el uso de alcohol gel ha generado una gran demanda de consultas por dermatitis irritativa de contacto. "La fricción y oclusión que genera el uso de mascarillas también ha causado un aumento de las consultas por acné y rosácea", cuenta la dermatóloga.

 

Cómo cuidarnos

Frente a esta situación, ¿qué podemos hacer para cuidar nuestra piel? La doctora Concha sugiere establecer idealmente una rutina, con horarios que cuiden las horas de sueño, de manera que el descanso sea reparador. Asimismo, mantener una alimentación equilibrada y realizar actividad física en la medida de lo posible.
"En cuanto al cuidado de nuestra piel, es fundamental continuar con nuestra rutina de cuidado habitual, para mantener nuestra barrera cutánea indemne y así más resistente a agentes irritantes. La piel se debe seguir limpiando e hidratando, a pesar de que no nos maquillemos ni salgamos a la calle. También debemos mantener el uso de protector solar de amplio espectro, ya que aunque estemos menos expuestos a la luz ultravioleta, debemos seguir protegiéndonos tanto de la luz natural como artificial. No olvidemos que los aparatos electrónicos, frente a los que pasamos muchas horas actualmente, emiten luz azul que está implicada en el envejecimiento e hiperpigmentación de la piel", detalla.
En cuanto al cuidado de nuestras manos, se recomienda el uso de jabones suaves, o sustitutos del jabón, que no arrastren la "grasa normal" y necesaria de la piel, resecándola aún más. En lo posible, aplicar alguna crema hidratante, sin perfumes, luego de cada lavado.

 

¿Falta de vitamina D?
Sabemos que la vitamina D está asociada a nuestra exposición al sol, por lo que la cuarentena también puede afectar en este sentido. "Es importante que esta vitamina se mantenga en niveles óptimos, ya que cumple funciones fundamentales en el organismo, mantiene los niveles de calcio y fósforo necesarios para nuestros huesos. Para esto podemos aprovechar el sol de la tarde de los días soleados y salir a la terraza o patio, y exponerse de forma controlada, sin protector solar, parte del cuerpo, idealmente piernas o brazos, durante 10 a 15 minutos. También se recomienda una dieta rica en pescados grasos, lácteos y huevos", añade la dermatóloga.
En personas que no puedan seguir estas recomendaciones o quienes tienen mayor riesgo para presentar niveles deficientes de vitamina D (mayores de 70 años, hipertensos, fumadores, obesos, etc) conviene evaluar la ingesta de suplementos orales, siempre bajo supervisión médica.

 

En Clínica Bupa Santiago te invitamos a cuidar tu salud y de los que más quieres. Consulta con nuestros especialistas si tienes dudas.

 

Imagen foto_00000021