Atrs
Ícono de ubicación

Ubicacion

Reserva de horas

Inicio / Sala de Prensa / Muy Saludable /

Cirugía ortognática: cuando la mordida no encaja correctamente

Cirugía Ortognática

Cirugía ortognática: cuando la mordida no encaja correctamente

Conoce aquí sobre esta operación que, en un tratamiento conjunto con otrodoncistas, busca corregir dismorfosis faciales, generando un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes.

Imagen foto_00000011

La cirugía ortognática es mucho más común de lo que podemos imaginar. Se trata de una operación que se recomienda a aquellos pacientes que tienen una dismorfosis facial, que, en palabras sencillas, es la alteración en la posición de la mandíbula y el maxilar.

"Existen diferentes tipos de dismorfosis. Normalmente estas se clasifican en aquellas caracterizadas por prognatismo mandibular y retrusión maxilar (clase III), retrognatismo mandibular (clase II), asimetrías faciales, bi retrusión maxilomandibular, compresión maxilar y/o mandibular y biprognatismo maxilomandibular. La más común en nuestro país es la clase III, por prognatismo mandibular y retrusión maxilar", explica Daniel Jerez, cirujano maxilofacial de Clínica Bupa Santiago.

 

Según explica el especialista, es muy importante corregirlas, ya que correcta posición de las bases óseas maxilares y mandibulares permite tener una adecuada oclusión (forma que se relacionan los dientes maxilares y mandibulares). "Una mordida estable permite al paciente alimentarse de forma correcta, evitar el daño de las piezas dentarias y proteger la articulación temporomandibular de sobrecarga. Además, la correcta posición del macizo facial permite mantener una vía aérea superior permeable y reducir el riesgo de desarrollo de un síndrome de apnea obstructiva del sueño", añade.

 

El doctor Jerez explica, asimismo, que las dismorfosis faciales impactan bastante en la vida cotidiana de las personas, sobre todo dependiendo de su grado de severidad. "El impacto se divide en aspectos funcionales, estéticos y de autoestima, lo que vemos comúnmente en pacientes escolares", asegura.

 

¿Qué rol cumplen los ortodoncistas en el proceso?

Ellos son los encargados de alinear y posicionar las piezas dentarias en las bases óseas maxilares y mandibulares de manera previa a la cirugía. El paciente debe estar en tratamiento de ortodoncia antes de la cirugía para aumentar la discrepancia dentaria. "Es decir, antes de operar, la mordida se encuentra muy inestable ya que ellos posicionan los dientes en sus bases para que inmediatamente después de la cirugía la oclusión se mantenga estable. Posterior a la cirugía, el paciente se mantiene con ortodoncia por a lo menos 6 meses", detalla. 

 

La Cirugía

La operación consiste en hacer osteotomías (aperturas) en los huesos faciales, por dentro de la boca, sin incisiones ni cicatrices faciales y movilizarlos en los tres sentidos del espacio para poder conseguir estabilidad en la mordida, mejorar la armonía facial, evitar el daño o la progresión de la enfermedad articular, mejorar el calibre de la vía aérea, evitar daño periodontal de las piezas dentarias y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Respecto de la recuperación, cabe señalar que el paciente normalmente queda hospitalizado entre uno a tres días, según el tipo de intervención y sus requerimientos. A pesar que es una cirugía mayor, el proceso de recuperación no es doloroso. "De 1 a 10 en escala de dolor el paciente en promedio tiene un dolor 2 o 3. Es una cirugía que es más molesta que dolorosa. Las restricciones más importantes están relacionadas con la actividad física y las comidas, ya que al comienzo deben alimentarse solo con papillas", cuenta el doctor Jerez.

Asimismo, cabe agregar que para conseguir buenos resultados, esta cirugía requiere de una buena planificación, ejecución y controles seriados. "En Clínica Bupa Santiago esta cirugía la planificamos de forma virtual, mediante un protocolo de fotografías, un scanner maxilofacial estandarizado para planificación virtual y el uso de un software especial para cirugía ortognática se realiza una simulación de la cirugía. En esta simulación se pueden medir de forma milimétrica los movimientos dentarios y óseos. Además, permite mostrarle al paciente de forma clara y sencilla cuáles son los objetivos de tratamiento y una proyección facial confiable. Para poder ejecutar esta planificación, en el software se diseñan guías quirúrgicas las cuales se manufacturan en una impresora 3D. Estas guías se esterilizan y se utilizan en la cirugía y así nos permite tener una margen de error menor a 1 milímetro. El software, además, nos permite medir los resultados en términos de precisión quirúrgica y cambios en los volúmenes de vía aérea, muy importante en pacientes con síndrome de apnea obstructiva del sueño", detalla el especialista.

En Clínica Bupa Santiago te invitamos a cuidar tu salud y de los que más quieres. Consulta con nuestros especialistas si tienes dudas.

Imagen foto_00000010

Agenda Clínica Bupa Santiago