Atrs

Reserva de horas

600 712 0020 +56 2 27120325

Alucinaciones visuales: Síndrome de Charles Bonnet

Imagen foto_00000002

¿Has oído hablar del Síndrome de Charles Bonnet? Es un cuadro que en las personas de tercera edad causa alucinaciones simples o complejas.

 

Con el crecimiento de la esperanza de vida, la aparición de patologías asociadas a la edad han empezado a incrementarse. Desde ahí la importancia de saber de qué se tratan y poder estar atentos a los síntomas que pueden desarrollar las personas.

Uno de los cuadros médicos que puede aparecer producto de la vejez es el Síndrome de Charles Bonnet. Se trata de un cuadro médico que se manifiesta en pacientes cognitivamente sanos, pero que, debido a la pérdida visual parcial o severa, sufren de alucinaciones visuales simples o complejas.

El fenómeno toma el nombre del naturalista sueco Charles Bonnet, que en 1760 dio a conocer el caso de alucinaciones que sufría su abuelo de 89 años, quien padecía de pérdida parcial de la vista. El anciano visualizaba imágenes de dibujos, formas geométricas, cambios en el interior de su casa, personas y edificios que no eran reales, pero no presentaba daño cognitivo.

 

Algunas enfermedades oftalmológicas impiden a los pacientes procesar imágenes en el cerebro debido a la poca luz que reciben en su retina. Al verse interferido el sistema visual, el cerebro genera información a partir de recuerdos o elementos imaginados produciendo alucinaciones visuales simples o complejas para llenar ese vacío. 

 

  • Glaucoma
  • Cataratas
  • Degeneración macular relacionada a la edad
  • Problema de oclusión en la arteria central de la retina.

 

Los pacientes con Síndrome de Bonnet pueden experimentar alucinaciones auditivas y visuales. En el caso de las primeras son percepciones falsas de carácter simple o elemental como sonidos o ruidos. 

Las personas que sufren alucinaciones visuales complejas tienden a ver paisajes irreales, animales o personas. Incluso, en algunos casos, estas visiones pueden ser en blanco y negro.  

 

La diferencia entre las alucinaciones psicóticas y las que produce el Síndrome de Bonnet es que en las últimas los pacientes no sufren necesariamente de patologías ligadas al deterioro cerebral o problemas cognitivos y son conscientes de que sus visiones son irreales.

El SCB también puede confundirse con las alucinaciones hipnopómpicas e hipnagógicas que responden a trastornos del sueño y que, al igual que el Síndrome de Charles Bonnet, son experimentadas por personas que no presentan daño cerebral que pueda estar activando estos episodios. 

Las alucinaciones hipnagógicas pueden experimentarse en la etapa intermedia entre la vigilia y el sueño profundo, y las hipnopómpicas tienen lugar previo al momento de despertar.

 

Si bien en muchos de los casos de los pacientes con SCB no presentan alteraciones en la zona cerebral, es necesario que, al momento de consultar con un profesional del área de la salud mental u otra, se pueda someter a exámenes para descartar la presencia de algún daño cognitivo.

El paciente también debe realizarse exámenes que permitan determinar el estado oftalmológico en el que se encuentra y verificar si sufre de alguna patología que pueda causar la aparición de este síndrome.

En Clínica Bupa Santiago puedes agendar por nuestra página web horas médicas en Oftalmología y Salud Mental para consultar con especialistas sobre tus síntomas y realizarte exámenes rutinarios.